Descripción del proyecto

Urtain está de vuelta. Y lo hace reivindicando su condición de banda de guitarras en su quinto álbum, “Buenos tiempos para la épica”, diez canciones coeditadas por Flor y Nata Records y Espora Records, grabadas y mezcladas entre Mallorca, en Diorama Sound con Toni Salvá, y los Electrical Audio Studios de Steve Albini en Chicago (USA), con Greg Norman.

Digámoslo ya: estamos ante el trabajo musicalmente más redondo de Urtain. Tras el inicio de “Canciones Selectas en Conserva» (2008), el paso adelante que significaron “Más difícil todavía” (2010) y “Un domingo cualquiera” (2014) y el ambicioso giro de «Manual de Supervivencia para Ilustres Decadentes» (2017), la banda mallorquina está en su mejor momento creativo. En tiempos en que la tendencia pop esconde su sonido y la utiliza poco menos que de ‘atrezzo’, sacar un disco de guitarras requiere un profundo sentido épico. Quién dijo miedo. Ajenos, como siempre, a modas y tendencias, Julio Molina (voz y guitarra), Gabi Marcos (batería), Toni Trobat (bajo), Pep Aguiló (teclados) e Iván Tobiass (guitarra) firman un álbum analógico, de sonido orgánico enraizado en los clásicos, pero con un enfoque musical más ecléctico y la mirada puesta en los tiempos que nos toca vivir.

Libres de modas y prejuicios, Urtain trabaja sin la presión de las expectativas previas, abre el bote de sus referencias musicales y de ahí sale de todo. Desde el pop melódico con apego a los riffs contundentes y los teclados de “Hazte fuerte” y “Lejos de las sombras”, que harían feliz al malogrado Rick Ocasek, al soul-pop sofisticado de Style Council de “La Reina y Yo”. Del ‘Northern soul’ de “Veteranas del Vietnam” (“ganaron la guerra perdiendo todas las batallas”) al pop colorista de “Loco perdido” y “El Gol de oro”. “Perdiendo el tiempo” es el medio tiempo “marca de la casa” y cierra el disco la emotiva “Viento del norte”.

Mención aparte merece el ‘llenapistas’ funk de “Muñeco Vudú”, primer single de adelanto del álbum, que confirma el creciente interés de Urtain por ritmos más bailables ya apuntado en su anterior disco con “La playa del Mago”. Una línea a explorar por un grupo de estilo bien definido que no duda en aportar algo diferente a sus seguidores con cada nuevo lanzamiento.

Buenos tiempos para la épica” es un disco de canciones por encima de un disco de estilo. Un álbum de temas cortos, directos y sencillos como los antiguos singles de 45 rpm., con letras que hablan de lo cotidiano, de emociones en carne y hueso, y que reflejan más vivencias que anhelos. Cosas de la edad. Un disco luminoso, lleno de energía positiva y optimismo, con música brillante, potente y adictiva. Pop melódico con actitud y sonido rock. Por ética y por estética.

En definitiva, “Buenos tiempos para la épica” es el disco de madurez de una banda con sonido propio que evoluciona constantemente sobre la base de las guitarras y que asume riesgos para seguir creciendo. SI el éxito es ser coherente sin repetirse, Urtain lleva camino de ganar definitivamente la guerra.

(Texto Pere Cerón).

 

Urtain – Lejos de las sombras